Imágenes viajeras

Distintas fotografías que se trasladan en el tiempo. Lugares e instantes de ayer, que aparecen detenidos para el hoy y el mañana, cercano o lejano...¿Posible?

jueves, 10 de mayo de 2012

Flora y Fauna en la Amazonía del Ecuador


 

La deslumbrante selva ecuatorina

Libros enteros se han dedicado al tema de la diversidad en las selvas de Ecuador. Es hogar de no menos del 5% de plantas en la tierra. La región Amazónica del Ecuador es espesa, un jardín exuberante con una infinita variedad de musgos, vides, bromelias, helechos, orquídeas, palmas, lirios, y plantas de hojas grandes que absorben gran parte de luz solar. Hay más de 25,000 diferentes tipos de árboles al noroeste de la región Amazónica. Viajar a cualquier parte dentro de la Amazonía ecuatoriana te asombrará por las diferentes especies de plantas que descubrirás.
A diferencia de la abundante vegetación, la fauna de la Amazonía ecuatoriana es algo difícil de encontrar. La selva ecuatoriana es hogar de mamíferos como tapires, capibaras, monos, guatusas, delfines, nutrias y grandes predadores como pumas, panteras y más. La vegetación es muy espesa y puede suceder que estos animales estén cerca de uno sin que nos demos cuenta.
Los predadores como los pumas, jaguares y ocelotes tienden a permanecer escondidos y prefieren cazar en las noches. Tampoco podrás ver muchos de estos animales en zonas desarrolladas por humanos, ya que la fuerte combinación de caza y la destrucción del hábitat han obligado a muchas animales a internarse en lo más profundo de la selva.





Vegetación selvática

          
      Tucán


Guacamayos



Una larga lista de aves coloridas incluyen a especies de papagayos y tucanes que se los encuentra en la selva ecuatoriana. Aves más grandes como el hoacín, el gallito de la roca, el guacamayo rojo y el águila harpía son algunas de las más representativas de la Amazonía ecuatoriana. Cerca de 400 especies de reptiles y de anfibios se los encuentra en la Amazonía de Ecuador, esto incluye a cientos de diversas ranas venenosas de cuyos venenos los nativos elaboran el curare, un veneno paralizante con el cual cazan toda clase de presas dentro de la selva amazónica, así como enormes Anacondas de más de 7 metros.
También hay gran cantidad de insectos, que constituye el 90% de la fauna en la Amazonía.
Para la protección de la fauna, Ecuador ha designado a no menos de 11 parques y reservas que abarcan la cuenca amazónica. Ellos son: Parque Nacional Podocarpus, Parque Binacional El Cóndor, Parque Nacional Yasuní, Reserva Faunística Cuyabeno, Parque Nacional Sangay, Parque Nacional Llanganates, Parque Nacional Sumaco-Napo-Galeras, Reserva Ecológica de Antisana, Reserva Ecológica Cayambe-Coca, Reserva Ecológica Cofán Bermejo y Parque Nacional Biológico Limoncocha. Los dos parques que están mejor conservados con bosque nativo de la Amazonía son el Parque Nacional Yasuní y la Reserva Faunística Cuyabeno, ambos puntos son muy populares por sus excursiones a la selva y la observación de la vida silvestre. A pesar de ser pequeño, el Parque Nacional Sumaco-Napo Galeras también es una zona popular para los turistas.



Hoatzin, ave que habita en la zona del Rio Napo, Ecuador


Riqueza de vida vegetal y animal

En los múltiples ámbitos climáticos, la vegetación varia notablemente y se observan asociaciones que van desde las sabanas xerófilas hasta la selva pluvial. A este panorama general, que corresponde a las variaciones ya observadas desde algunos parajes semidesérticos de la Costa hasta el ambiente ecuatorial húmedo del Oriente, se deben añadir los contrastes derivados de las diversas alturas del terreno, sobre todo en la Sierra, hasta llegar a los "pajonales" de los páramos y a la ausencia de vegetación en las cimas.
En el sector septentrional de la Costa -Esmeraldas y el norte de Manabí- las copiosas lluvias favorecen el desarrollo de frondosas selvas tropicales, dentro de las cuales se aprecian árboles de maderas finas, árboles de caucho, ceibos (lana vegetal), tagua (marfil vegetal), banano, fibras como las de abacá y toquilla, utilizada esta última para elaborar sombreros que reciben buena acogida en los mercados exteriores. Las planicies de la cuenca del Guayas son aún más fértiles por estar expuestas a inundaciones y se explotan para pastos, que sostienen una apreciable riqueza ganadera, y para cultivos de arroz -elemento básico de la alimentación-, de algodón, cacao, banano, etc. Avanzando en dirección meridional y también hacia la península de Santa Elena, la escasez de las lluvias es causa de que sobre los relieves más acentuados sólo se aprecien bosques de hoja caduca, entre los cuales hay sabanas de yerbas durísimas. Sin embargo, el riego artificial y el uso de otros medios, ha tornado factible que en la provincia de El Oro, con la que se cierra por el sur la Costa, surjan enormes plantaciones de banano, fruta que en su mayor parte se destina a la exportación.

De vacaciones al Amazonas Spring Travel Ecuador










Los bosques cubren los flancos de la cordillera, hasta los 2.000 m de altitud aproximadamente. Después se encuentran los niveles que corresponden a las "hoyas" interiores templadas, que se muestran aptas para la subsistencia de ganado productor de leche y para cultivo de maíz, algunos frutales, trigo, patata, sí bien toda la región acusa los graves estragos de la erosión. Más arriba se llega a los páramos cubiertos de yerbas y matorrales, a los que luego sustituyen los "pajonales", gramíneas conocidas localmente bajo el nombre de "paja" , que ofrecen alimento para el ganado.

Si bien el manto de vegetación dentro del Oriente no es del todo uniforme, debido a la existencia de algunos parajes secos y de terrenos inundados junto al curso de. los ríos, donde pueden encontrarse zonas pantanosas y ricas asociaciones de plantas higrófilas, la mayor parte del sector es una selva pluvial de feraz vegetación, rica en especies (más de 3.000), con árboles gigantescos y de variada utilidad: medicinales, industriales, de goma, resinosos, de maderas preciosas para la ebanistería, etc.









Variedad de orquídea



A las diversas condiciones del ambiente corresponde también una fauna multiforme, cuyas especies varían desde la Costa hasta el Oriente. Menos ampliamente representada en las zonas andinas, donde desde hace siglos se domesticó a la llama y se la utilizó como animal de tiro, la fauna es más rica en la selva, lo que vale decir en las tierras bajas de la Costa y en la jungla perteneciente a la cuenca amazónica. En tales parajes, junto a los reptiles y a los saurios, los caimanes dominan las zonas pantanosas, mientras que por los ríos pululan peces, a menudo de notables proporciones, como el paiche que alcanza 1,5 m de longitud y cuya carne es muy sabrosa, y la lamoroa serpentiforme, común en casi todos los cursos de agua.

Son numerosas las variedades de aras multicolores y de papagayos, mientras que la fauna carnívora está representada por pumas y gatos monteses. En la Costa se encuentra una fauna de tipo ecuatorial, comparable, aunque menos rica, a la amazónica, incluyendo el jaguar o tigre americano, los perezosos o "pericos ligeros", osos hormigueros, guacamayos, loros, tucanes, gallinetas, piqueros, golondrinas de mar, lagartos, serpientes venenosas, ganado cebú, etc.






Tigrillo, según se lo conoce en Ecuador



Anartia amathea





   
                            
                     Unas mariposas Anartia amatheaAnartia jatrophae , fotografiadas en el Ecuador.




Monos ardilla de la selva amazónica, en Ecuador, Perú y Brasil



6 comentarios:

  1. Realmente buen aporte, ahora solo me falta la costa y la sierra ¬.¬

    ResponderEliminar
  2. genial aora agan sociales la historia plis

    ResponderEliminar
  3. umm no0 nequentro0 lo0 no0mbres de lo0s arbo0les

    ResponderEliminar

Su comentario es muy importante. Gracias.
Your comment is very important. Thank you.